Boquillas para... ¿guardar todo?



Nunca se pasaron de moda pero ahora están de plena actualidad.

Se pueden utilizar para guardar pequeñas o grandes cosas, como funda de gafas o de móvil, como bolsos de mano o neceseres, tienen mil y un usos, pero todos con boquillas.

Existen muchos tipos de boquillas: lisas, labradas, semicirculares, cuadradas, doradas, plateadas,… pero si se catalogan por la forma en la que van unidas a la tela, principalmente, se dividen en dos tipos: boquillas para pegar y para coser.

La única diferencia que existe entre ellas es, que las boquillas para coser, llevan unos pequeños agujeros en su parte exterior por donde se introduce el hilo que une la tela con la boquilla.


Fuente foto: El patchwork de Carol

Pero ¿cómo se hace un monedero con boquilla?

Pues aquí tienes unos excelentes tutoriales para poder realizar tus propios monederos: Con boquilla cosida, del blog Marina Sope y con boquilla pegada, del blog Mireia’s World

Espero que te gusten.


Fuente foto: L’acerico


El Rincon de Angostura

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime lo que desees con respeto y sin molestar a nadie. Muchas gracias.

Detalles de Primera Comunión

Estos días atrás recibieron su Primera Comunión unos niños muy especiales para mí  y me tocó hacer los detallitos para las invitadas. ...